Sector inmobiliario y las expectativas para el 2019

El periódico digital El Confidencial acaba de publicar una noticia que afecta al sector inmobiliario. Y es que seguimos en nuestro momento dulce y con previsión de estabilizarnos. Unas expectativas que los bancos corroboran con su inyección de capital. Porque por suerte contamos con una actitud colaboradora por parte de las entidades.

Esto supone más facilidades para las promotoras a la hora de conseguir financiación. Es decir, más agilidad para poner en marcha nuestros proyectos. Algo fantástico y que está contribuyendo a agilizar los procesos de construcción. Y por ende también las ventas.

La evolución del sector inmobiliario

2009 fue uno de los años más duros para el sector inmobiliario. La falta de demanda llevó al cierre a muchas empresas. Los bancos se retiraban discretamente de la ecuación. Esto desembocó en estructuras abandonadas. Por lo que empezó un periodo de paro en el sector. Unos años en los que prácticamente no se construía nada.

Otros sectores sufrieron el mismo retroceso. Por ejemplo el sector del automóvil. También una víctima que experimentó una dura caída. Aunque de un tiempo a esta parte, la recuperación ya es un hecho constatado. Cuando se empezaron a vender coches de nuevo todo parecía indicar que lo peor había pasado.

Ahora, diez años después, la recuperación es un hecho. No solo para los vehículos, también en el sector inmobiliario todo está en orden. Familias que llevaban años esperando se han lanzado a la compra. Algo que se plasmó en las constantes noticias de crecimiento durante todo el año 2018. También el colegio de notarios corroboraba el aumento constante de nuevas escrituraciones.

En papel de los bancos en la ecuación

Tal y como reza la noticia en El Confidencial, la banca concedió nuevos préstamos por 44.000 millones en 2018. Esto supuso un alivio para todas las familias que precisaban este cambio de vivienda. O bien el acceso a la primera. Es por eso que esta actitud facilitó tanto las cosas. Y empezaron a compensarse todos esos años sin construir que ya han quedado en el pasado.

Esto no significa que la vivienda vaya a subir sin control. De hecho, la tendencia es que se estabilice. Y tras unos años de crecimiento exponencial, podremos pasar a cifras de venta más moderadas. Por eso en Construbecker barajamos diversas opciones de crecimiento. No solo a través de la venta de inmuebles, sino pronto también gracias al alquiler de los mismos.

sector inmobiliario

Déjanos un comentario