Orientación de una vivienda ¿cuál me conviene?

La orientación de una vivienda es una de las dudas principales de las familias. Saber si será o no adecuada. Sobre todo cuando vienen hasta nuestras oficinas para interesarse por algún inmueble de obra nueva. Pero a veces carecen de experiencia suficiente como para comparar. ¿Cómo valorar las ventajas de cada una?

Por eso hoy te vamos a hablar de las distintas orientaciones. De esta forma podrás escoger la opción que más te interese. Porque no existe la orientación de una vivienda correcta o incorrecta, solo la que tú prefieres. ¿Eres una persona calurosa? ¿Trabajas desde casa y necesitas más luz? ¿Te preocupa el ahorro energético? Pues vamos a resolver algunas dudas.

Ventajas y desventajas de cada opción

Aunque vamos a hablar de la orientación de una vivienda ubicada en Valencia, estas directrices sirven para cualquier lugar. Son rasgos generales que vendrán determinados por esa orientación. Igual aquí que en otras provincias.

  • Orientación norte. Una vivienda orientada al norte no recibe sol directo en todo el día. Aunque en verano sí que tendría algo a primeras y últimas horas de cada jornada. A pesar de esto sí que puede ser una vivienda luminosa. Pero, no acumularía calor durante el día, por lo que necesitaría calefacción en invierno. Por el contrario resultaría más fresca en verano. Ideal para los más calurosos o las zonas más cálidas.
  • Orientación este. Aquí se recibiría el sol directo durante toda la mañana y hasta el mediodía. En invierno se acumularía el calor para pasar una tarde más confortable y en verano no sería excesivo. Un resultado muy equilibrado.
  • Orientación sur. En este caso sucedería lo contrario que en las viviendas que dan al norte. Tendríamos sol todo el día en invierno, por lo que el gasto en calefacción sería menor. La diferencia es que en verano el sol incidiría en las horas más calientes del día, es decir, las horas centrales. Es por eso que habría que considerar el gasto en aire acondicionado antes de decidirse. Sería una buena ubicación para las poblaciones más frías.
  • Orientación oeste. Esta situación ofrece ciertas ventajas en invierno. Y es que una vivienda que mire hacia el oeste recibe sol directo desde el mediodía hasta la noche. Es decir, durante las horas de calor más intenso. Por eso es más conveniente para zonas frías o personas frioleras. Aunque seguramente sea obligatorio el aire acondicionado para superar los veranos.

orientacion de una vivienda

No solo hay blancos y negros en la orientación de una vivienda

Estas cuatro no son las únicas opciones que podríamos considerar cuando hablamos de la orientación de una vivienda. Tampoco son ciencias exactas porque también aquí habría gama de grises.

  • Orientación noreste. Aquí no recibirías sol directo en invierno. Pero el resto de estaciones lo tendrías hasta mediodía. ¿Qué tendrías que barajar para decidirte? El gasto en calefacción.
  • Orientación sureste. En invierno disfrutarías de sol todo el día y el resto del año hasta el mediodía. Una opción que nos encanta ¿sabes por qué? Porque te permitiría desayunar en tu balcón o terraza durante todo el año. Y además los consumos serían moderados en todas las estaciones.
  • Orientación suroeste. En invierno gozarías de sol durante todo el día. Aunque el resto del año solo desde el mediodía y hasta el anochecer. Por eso en invierno el consumo energético sería moderado, pero en verano deberías valorar un buen aire acondicionado. Sin embargo, aquí disfrutarías de interminables cenas fuera ¿no te parece?
  • Orientación noroeste. Finalmente, no tendrías sol en invierno y el resto del año solo desde mediodía. Esto significa que posiblemente necesitarías calefacción en invierno y aire acondicionado en verano. Quizás y, siempre según la zona que escojas, esta sería la orientación con mayor consumo.

Aunque, tal y como decíamos al principio, no existe la opción errónea. Cualquier orientación de una vivienda puede ser perfecta para alguien en algún lugar. Por eso en Construbecker hemos querido echarte una mano para que puedas encontrar la tuya.