Coliving o cohousing y los nuevos formatos que vienen

De repente, términos como coliving o cohousing han pasado de ser desconocidos a habituales. Parecen las nuevas canciones del verano que, una vez irrumpen, no dejas de oírlas.

Pero ¿qué es eso de coliving? Fácil, no te alarmes, el coliving es un nuevo concepto de convivencia. Se emplean los términos coliving o cohousing de forma indistinta para nombrar el mismo concepto.

Para algunos se trata del siguiente paso tras el éxito del coworking. Pero ¿por qué? Porque también parte de compartir. Espacios comunes, como las oficinas, salas de estar o de ocio.

La diferencia principal reside en que a eso se le suma el alojamiento. Una habitación individual o mini vivienda dentro del mismo complejo.

Imagina algo parecido a una residencia de estudiantes

Sería algo similar a una residencia. En ellas, cada estudiante tiene su habitación privada. Normalmente se trata de estancias similares a las de un hotel; dormitorio con baño, escritorio y quizás un balcón.

Algunas residencias de estudiantes ofrecen habitaciones más grandes. Quizás con un salón anexo o una pequeña cocina office. Pues esto es cohousing: tener tu mini vivienda, pero hacer vida dentro de una comunidad.

Así una persona alquila esa vivienda o habitación en coliving. Eso significa que tendrá su espacio privado y otro tipo de zonas compartidas. Normalmente, con el resto de vecinos.

Por ejemplo, habitaciones como en las residencias de estudiantes. Todas ellas dentro de un mismo edificio o complejo. Y entre las zonas comunes: canchas deportivas o un gimnasio, biblioteca, cocina o comedor.

También podría haber salas de estar, oficinas tipo coworking e instalaciones como piscina. ¿Te imaginas? Sería como vivir solo, pero dentro de un grupo social.

Coliving o cohousing para diferentes grupos sociales

Seguro que has oído comentar formatos similares para personas de la tercera edad. Y es que no deja de ser una forma de vivir muy práctica. Imagina que un grupo de jubilados quiere estar cerca para compartir servicios.

¡Gran idea! Podrían costear esos gastos entre todos, como si convivieran. De esta forma ahorrarían dinero, estarían cerca unos de otros y mantendrían su intimidad.

Sin duda algo interesante, incluso necesario. Porque a ciertas edades estar rodeado de “amigos” puede ser muy beneficioso. Formar parte de un círculo de confianza con sus propias reglas y ventajas ¿no te gustaría?

Los cambios sociales también precisan de nuevos formatos

Si hemos coincidido en que el coliving o cohousing puede ser ventajoso ¿por qué no lo puede ser para todos? Es decir, piensa en los nuevos formatos de familias que existen y en las nuevas necesidades sociales.

Hay personas que estudian hasta los 30 años y otras que se dedican a viajar. También los hay que permanecen solteros o que viven en pareja, pero deciden no tener hijos. Separados, divorciados, viudos ¿te suena?

Cualquier persona, sola o en pareja, puede encontrar en el coliving un formato interesante. Una alternativa atractiva al hecho de alquilar una vivienda.

Los universitarios ya conocen las ventajas de este tipo de convivencia. A caballo entre individual y colectiva. ¿Por qué no podría servir también para profesionales y cualquier otra persona en general?

Podrías tener cerca a amigos y familiares o a compañeros de trabajo. Sin duda un pequeño “barrio” que facilitaría las relaciones sociales. Volvamos a dar prioridad a la interacción social ¿no sería fantástico?

Un paso más allá del coworking

El coworking o, el hecho de compartir oficinas y gastos, ha sido una revelación. Con el aumento de profesionales, tipo freelances o autónomos, estos formatos no han dejado de crecer.

Es más, hay algunos centros que se dedican a un único sector. Como por ejemplo a la construcción. Así los diferentes profesionales relacionados con dicho sector compartirían un mismo espacio de oficinas.

¿En qué crees que esto se traduce? Sin duda en más oportunidades de trabajo para todos. Y es que el coworking también ha traído consigo una mayor colaboración interprofesional.

Piensa en los empleos digitales. Un desarrollador web necesita a un copywriting experto en SEO, un informático con servidores propios y un diseñador gráfico. Porque es bastante raro que alguien pueda ser experto en todo.

Y esto significa que un mismo trabajo podrían hacerlo entre varios profesionales. Suma a eso que sus “viviendas” o habitaciones están bastante cerca. Sin duda es otro concepto revolucionario.

Otra opción sería escoger, para convivir en un cohousing, a personas con proyectos comunes. A eso se le podría añadir formación acorde a sus intereses y cualquier otra opción colaborativa. Bienvenido al futuro.

Coliving abierto a todos

Una idea que pronto empezará a extenderse. Compartir gastos de alimentación, limpieza, ocio o los que se quieran.

Vivir en pequeñas comunidades por intereses cercanos. O hacerlo simplemente con las personas que queremos.

En Construbecker seguimos mirando al futuro. Porque el hecho de que nuestro entorno social cambia no es un secreto para nadie. Por eso las personas y sus nuevas necesidades demandan ideas innovadoras.

Sin duda coliving o cohousing son conceptos que debería estar abiertos a todos. Nuevas formas de vivir, ya sea por periodos cortos o indefinidamente. Una alternativa más para ti. Cuéntanos qué opinas ¿te gustaría?

coliving o cohousing

Déjanos un comentario