Cocinas integradas en el salón

Por suerte, las cocinas integradas en el salón están dejando atrás a esos diseños de viviendas estancas de antaño. Cocinas cerradas, comedores a parte y cada miembro de la casa en una estancia diferente. No favorecían mucho la comunicación de las familias y, cuando había niños pequeños, era complicado hacerlo todo a la vez.

Un gran porcentaje del tiempo que pasamos en casa estamos en la cocina. Y es que es un lugar de reunión y encuentro. Las familias de hoy en día están volviendo a apreciar la comida casera y a veces hay que prepararla de un día para otro.

Falsos mitos de las cocinas integradas

Uno de los primeros miedos que surgieron al abrir las cocinas eran los olores. Pero por suerte, los extractores eliminaron cualquier atisbo de toda duda. Descubrir que el problema del olor era un falso mito mejoró mucho nuestro concepto. Empezamos a abrirnos a nuevas ideas mucho más prácticas, casi todas americanas.

Primero nos atrevimos con las barras americanas, comunicando cocina y comedor. Luego nos hicimos un poco más valientes y empezamos a mostrar espacios más diáfanos. Por fin podemos atender a todo el mundo. Cocinas integradas en las salas de estar o comedores para poder compartir más tiempo en familia. Los padres pueden estar cocinando, mientras un hijo termina los deberes en la mesa del salón y el otro juega sobre la alfombra ¿no es fantástico?

Hogares para vivir

En Construbecker nos hacemos eco de estas mejoras y de sus beneficios en la calidad de vida de las familias. Porque hay que pasar tiempo juntos, pero no siempre podemos saltarnos las tareas propias del hogar.

Por eso en nuestras viviendas ofrecemos este concepto de espacios. Con cocinas integradas, pero de forma que pudieran cerrarse si un cliente así nos lo pide. Nuestros diseños incluyen ventanas para que, en caso de añadir muro, celosía o cortina de cristal que cierre la cocina, ésta disponga igualmente de luz natural. Pásate por nuestra web y echa un vistazo a nuestras viviendas.

Déjanos un comentario