Chimeneas: si quieres puedes

Para muchos de nosotros las chimeneas son elementos fundamentales. No solo por la calidez que aportan a una estancia, sino también por su valor estético. Su imagen nos transporta a momentos, situaciones o lugares que asociamos con buenas experiencias.

Hoy en día es complicado o imposible incluir esas salidas de humos en un edificio. Por eso es tan difícil verlas en entornos urbanos. Pero no está todo perdido. Vamos a hablar de esas alternativas válidas que, si quieres, puedes tener en tu hogar.

Chimeneas de bioetanol o bioalcohol

Estas chimeneas son una de las opciones más sencillas. Sobre todo porque no hace falta ninguna instalación ni toma de luz. Tampoco requieren de extractor de humos y tienen una gran demanda. Suelen llamarse biochimeneas porque no emplean combustibles fósiles. Un punto a su favor.

Su consumo rara vez alcanza los 0,5 litros por hora de combustible. Y hay modelos de todo tipo; murales, de sobremesa, con pedestal, con cristal, minimalistas. Lo mejor es que calientan los ambientes. Su poder calorífico es equivalente al de las estufas tradicionales.

chimeneas

Chimeneas eléctricas

Las chimeneas eléctricas son otra opción fantástica. Existe una gran variedad de formas, tamaños y precios en el mercado. Su llama es una simulación, pero suele ser bastante realista. Además, pueden calentar una estancia. Muchas de ellas no requieren montaje, solo se depositan en el suelo y se enchufan a la luz. Otras son murales y se colocan en la pared. El resultado es muy elegante y ocupa muy poco espacio.

Suelen tener unos 2000 w de potencia. Para que te hagas una idea haremos un cálculo aproximado. Si la enciendes todos los días durante 2 horas, supondría unos 30 € al mes. Considerando que el precio del Kwh estuviera a 0,31 €. Igual que un calefactor y similar a un secador de pelo. También tienen la opción de conectar solo la llama, que es como tener encendida una luz LED. Así creamos también ese ambiente tan agradable.

Al contrario que las anteriores, aquí no hay combustible real, por eso su mantenimiento es casi nulo. Y si quieres instalar una de estas chimeneas en una de nuestras viviendas, solo dilo. En Construbecker te facilitaremos un enchufe donde tú prefieras. De esta forma no será necesaria ningún modificación posterior. Si quieres, puedes.

Déjanos un comentario